Peto de ánimas

Se encuentran en caminos y encrucijadas de toda Galicia y son una de las manifestaciones materiales del culto a los muertos, de la devoción por las ánimas. Podemos contemplar una muestra de este singular elemento de la arquitectura popular en el camino de Entíns a Tarás, pegado a un muro. Tiene forma de fachada, con remate en frontón triangular y cruz encima. Este se ha construido por devoción de un feligrés y su finalidad era para que los devotos pudiesen ofrecer limosnas para la salvación de las almas.